El trastorno bipolar

El trastorno bipolar, también llamado depresión maníaca, es una enfermedad mental que incluye cuadros serios de manía y depresión. Causa variabilidad de temperamento, depresión y poco anhelo de nada, con períodos de estadío normal entre los cambios.

Para quienes padecen ese trastorno es muy molesto y preocupante. Además es muy complicado para todo nuestro entorno, la familia, amistades, en el trabajo y en la pareja. El bipolarismo empieza en la adolescencia o temprana edad adulta y continua a través de toda la vida. Aunque el trastorno bipolar es una enfermedad grave, es también una de las enfermedades mentales más tratables. La combinación de medicamentos y psicoterapia ayuda a muchas personas a que regresen a una vida plena.

Diversos estudios no demuestran una conexión genética específica al trastorno bipolar, pero se muestra que del 80 al 90 por ciento de las personas que padecen esta enfermedad, tienen familiares con alguna forma de depresión. Existen investigaciones que también sugieren que la enfermedad puede ser causada por un desequilibrio bioquímico que altera el ánimo. Este desequilibrio puede ser causado por una producción irregular de hormonas o un problema con ciertos neurotransmisores, los cuales son elementos químicos en el cerebro que actúan como mensajeros a las neuronas.

El trastorno bipolar es con frecuencia complicado de diagnosticar. Las razón es la hipomanía, que es es una temprana señal de la enfermedad. La hipomanía puede causar que la persona tenga una gran energía, pensamientos estratosféricos irreales o impulsos o comportamientos perturbadores y alarmantes.

Algunas síntomas de la manía son:

  • Aumento de energía, inquietud, pensamientos veloces y hablar rápido.
  • Sentimientos excesivamente eufóricos, se siente “superior” y nadie puede cambiar su felicidad, incluyendo malas y trágicas noticias.
  • Irritabilidad extrema y fácil distracción
  • Reducción de la necesidad para dormir, se puede estar días sin dormir.

Cualquiera que padezca tastorno bipolar debe estar en cuidado psiquiátrico. Hay apoyos fundamentales, los amigos y la familia pueden reconocer el problema y en buscar ayuda son las claves principales para el recobro. Además, como refuerzo, pueden recibir ayuda de un psicoterapeuta. Un/a terapeuta hacer que la persona se enfrente a las relaciones personales, mantenga una autoimagen saludable y cumpla con su tratamiento. La psicoterapia también puede ayudar a la persona a enfrentarse con los efectos secundarios de la medicación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.