Resolución do I Concurso Literario «Perderlle o medo a escribir»

Chegou o día!

O Comité En Primeira Persoa Galicia comprácese en dar a coñecer o fallo do xurado da primeira edición do concurso literario «Perderlle o medo a escribir» no que participaron preto de 40 obras de persoas con problemas de saúde mental.

As obras gañadoras son as seguintes:

  • 1º PREMIO: “Escribo sen medo por ti, meu amor”, de Mich González Frías.
  • 2º PREMIO: “Relato de un náufrago”, de Noël Rafael González Gómez.
  • 3º PREMIO: “Mi niña, mi pequeña”, de Andrea Villar Fernández.

Os galardóns consisten nunha figura elaborada expresamente polo taller Keramikos de APEM-Coruña e un vale para gastar nunha librería. Pero todas as persoas participantes recibirán un diploma para agradecer que quixesen tomar parte nesta convocatoria. O acto formal de entrega terá lugar o vindeiro luns 19 de decembro en Compostela, e a quen non poida asistir faráselle chegar.

Damos os nosos parabéns ás persoas participantes e agradecemos o gran interese demostrado no concurso. O certo é que non foi nada sinxelo escoller só tres, porque o elevado da calidade, os sentimentos expresados e as distintas maneiras de afrontar a relación cos problemas de saúde mental fixéronnos reflexionar durante días e comprender moitas cousas de maneiras diferentes.

Animamos a todas as persoas a que escriban e compartan as súas obras con toda a nosa comunidade. Falar de nós mesm@s é importante.

Grazas de novo.

Velaquí os traballos gañadores:

1º PREMIO
“Escribo sen medo por ti, meu amor”
Mich González Frías

Eles din que é inútil, unha perda de tempo. Eles din que el ten unha doenza mental, eu estou de acordo. A doenza que el ten, neste caso, son eles. Non pararon ata conseguir provocarlle unha crise e levalo ata os fociños da morte. De verdade que ela non parou.

O neno parecía torpe, e conforme ía medrando, viuse que el tiña o que chaman «atraso madurativo». Para min o atraso é o que leva o tren cando non chega cedo. Para min, el é máis maduro e sabe máis da vida que moita xente considerada «normal».

Logo tomou malas decisións, como tomas ti, como tomo eu. Tivo unha psicose, iso din. Comezou a tomar pílulas de cores, cada unha máis forte que a anterior. Se ben a ciencia fai moitos avances, a saúde mental aínda está moi lonxe de ser tratada ben. O resultado, non pode deixar de durmir.

Acúsano de vago, de folgazán. Dinlle que ten que facer algo coa súa vida, mentres a depresión segue a facer estragos nel. Ata que chego eu.

Eu, un autista desleixado e lambón, cheo de medos, que non sabe nin se é home ou muller. Pero aí vou e caio preso do amor ao primeiro ollar. Caio namorado del.

Onde outros ven ao folgazán, eu vexo unha persoa chea de amor. Alguén que sabe controlar a miña rabia e que ten un talento natural para me calmar.

Eu vexo meu compañeiro para toda a vida, alguén sincero, directo, amable e con moitas virtudes e un cartafol cheo de CVs, disposto a traballar duramente para acadar ese soño dunha vida xuntos.

Pero ninguén parece querelo. A verdade é que non ten moita capacidade de estudo. É máis un home de mans á obra. pero todo o mundo pide a ESO. Ademais as pílulas de cores impídenlle conducir. Pílulas, moitas postas polos berros dunha nai. E os traballos piden coche.

Pero segue loitando, coa ansiedade, coa depresión, coas crises. El é esquizofrénico e bipolar, pero por enriba de todo, el é unha boa persoa.

Gustaríame que todo o mundo puidese ver o gran amor que é, por enriba das dificultades que ten. Gustaríanos que aquelas persoas «normais» puidesen ver que nós somos unha parella coma calquera outra.

Con amor
Un autista e un esquizofrénico bipolar

2º PREMIO
“Relato de un náufrago”
Noël Rafael González Gómez

Cómo explicarte, que soy un trastornado,
un pobre necio, un vago, un cobarde atormentado.
Quisiera haber sido reportero de guerra, aventurero,
como Indiana Jones, o agente secreto 007 pero…

No di la talla ni para sobrevivir al día a día,
no conseguí acabar mis estudios, pasé años desempleado,
bebiendo para olvidar el martillo en mi conciencia,
drogándome y tirando el dinero para mis hijos en
compañía de prostitutas.

Tiré la toalla mil veces, malviví como un títere
de mi enfermededad, de mi falta de compromiso con la vida
y de mi propia cobardía,…

Toqué la guitarra en las terrazas pasando la gorra
y ofrecía masajes en las playas de Ibiza,
a veces me iba bien pero siempre estuve solo.

Nunca supe encajar ni hacer amigos,
mucho menos ligar o tener pareja
aunque lo deseo con toda mi alma.
Me encerré durante años en mi habitación
tratando de huir de la vida, de la muerte y de la gente,
con miedo hasta de respirar, sintiendo la culpa,
ahogado, aterrorizado, angustiado y derrotado.
Hoy tengo un empleo y estudio arte dramático,
voy a reuniones de adictos y no bebo ni me drogo
sólo por un día a la vez.
Si hay un Dios que me ayude a redimirme,
con mi esfuerzo diario, con ayuda,
y con caídas… Otra vez en pie,
otra vez vuelvo a ser yo mismo.
Pero necesito mejorar:
¡Ayudadme a conseguirlo,
pues ya sé que nada lograré
si me niego a pedir auxilio.
Encontraré mi lugar, amigos,
y pareja y mi ejemplo ayudará a otr@s.
Confío en que brillaré tras
tantas décadas viviendo en las sombras.
Hoy estoy vivo y quiero jugar este juego,
vamos a escribir, juntos, un final feliz
para un principio amargo y solitario.

P.D.: Te necesito: no puedo hacer este camino solo,
no por más tiempo,

Gracias

3º PREMIO
“Mi niña, mi pequeña”
Andrea Villar Fernández

Elena era una niña alegre y risueña. Su rostro siempre estaba iluminado por una amplia sonrisa y allá por donde iba se le escuchaba cantar, un canto tan dulce y relajante que podía eclipsar el de los propios pájaros. Una melodía que hacía pensar en vida, en libertad, en belleza… Como un soplo fresco de primavera.

Pero detrás de esa música, de su risa y de sus ojos chispeantes, había mucho más. Algo oscuro y tenebroso, un veneno que la consumía día tras día y que poco a poco rompía su alegría en fragmentos que se clavaban como cristales. Elena tenía demasiadas cosas en la cabeza, demasiadas heridas sin curar y era demasiado consciente de las injusticias del mundo. Parecía feliz, pero no lo era. Luchaba por mantenerse en pie, pero alcanzaba el suelo demasiadas veces. Se forzaba a transmitir alegría, pero su alma lloraba y le pedía un final.

En la soledad de su cuarto lloraba cuando sintió una mano que le secaba las lágrimas. Se sobresaltó, pero no tuvo miedo. Una sensación cálida se instaló en su corazón y unos brazos invisibles rodearon su cuerpo. Notó unos labios posarse en su frente y las lágrimas brotaron con más violencia. Se sentía arropada, pero necesitaba tanto llorar, sacar de sí esa agua que la ahogaba…

—Mi niña, mi pequeña. —Era la voz de su madre muerta la que le susurraba—. No temas, no te culpes por llorar. Pero, mi niña, mi pequeña, prométeme que no pasarás por esto sola. Busca ayuda, mi sol.

Elena se acostó y su madre la acompañó. Le acariciaba el pelo, las mejillas, la frente y los brazos. Le susurraba palabras de apoyo y de amor.

—Pide ayuda, mi niña.

Elena no se decidió al momento. Su madre tuvo que aparecer varias veces más para que le hiciera caso. Ella no quería ayuda, quería a su madre a su lado. Pero tenía que vivir su vida y dejarla ir. Tenía que recuperarse de todas las cicatrices que su vida le había provocado.

Tras una semana de ruegos por parte de su madre, Elena por fin se decidió a pedir cita con con una psicóloga de la seguridad social.

3 comentarios en “Resolución do I Concurso Literario «Perderlle o medo a escribir»

  1. Muchas gracias por organizar el concurso para concienciar sobre la salud mental. Yo también participé. Enhorabuena a los ganadores, me gustaron mucho los tres textos, hacen pensar y emocionan. Es muy importante concienciar sobre salud mental ya que hay mucho estigma en la sociedad. Espero que el año que viene también haya esta iniciativa, me parece muy útil y ojalá llegue a mucha gente.

    Me gusta

  2. Muchas gracias por esta preciosa y necesaria iniciativa. Participé en el concurso y me parece muy importante que se realicen este tipo de concursos para dar voz y concienciar sobre salud mental. Leí los textos ganadores y me gustaron mucho, están llenos de sensibilidad y sentimiento e invitan a reflexionar. ¡Enhorabuena a los ganadores!

    Me gusta

  3. Sonia

    Acabo de ler os textos e teño que dicir que me emocionaron, porque vin neles que me contaban historias de vidas complexas e auténticas, cunha linguaxe sinxela e chea de verdade. Espero que se repita cada ano e que todos participen. Escribindo apréndese moitas cousas sobre ún e os demáis e á vez é terapéutico. Unha aperta a todas/os/es

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.