Tantas causas , tantos meses: un camiño por andar. Alume Lugo

El Comité en Primera Persona prosigue la campaña “Tantas causas, tantos meses: un camiño por andar“, en la que las asociaciones de Galicia muestran sus programas para la mejora de la salud mental. En este caso Alume Saúde Mental Lugo nos habla de su Programa de Apoyo Socio-Sanitario de Asistencia a Domicilio a Personas con Trastorno Mental Severo en Situación de Dependencia en el Medio Rural

En la mayoría de las zonas rurales de nuestra provincia están presentes dificultades relacionadas con la reducción de las redes de apoyo social, la dispersión, el aislamiento geográfico y una escasez de servicios socio-sanitarios preservadas en la mayoría de las áreas urbanas. Estas características suponen la invisibilidad social de las personas con trastornos mentales graves que viven en entornos rurales pues, a lo expuesto, hay que sumar las dificultades propias de la enfermedad que padecen; por ello, estas personas conforman un grupo especialmente vulnerable y con un elevado riesgo de exclusión social.

En ocasiones es la persona la que permanece alejada de los recursos por desconfianza, suspicacias, ideaciones paranoides… pero la realidad es que la escasa disponibilidad de medios de transporte dificulta en todos los casos el acceso a los recursos disponibles en la ciudad de Lugo.

La finalidad de este programa es favorecer la integración de las personas con trastorno mental severo de las zonas rurales, realizando una atención socio-sanitaria integral a domicilio, adaptada a las características específicas de cada usuario, con el fin de mantener a la persona en su entorno comunitario con una calidad de vida digna, acercando así la rehabilitación a los lugares y situaciones más inaccesibles.

El contacto con los/as usuarios/as de este programa supuso una toma de conciencia de que la intervención es más necesaria de lo que cabría suponer debido a que el aislamiento es mayor, las carencias de todo tipo son abrumadoras, (desde los espacios que habitan hasta la toma de la medicación, el conocimiento y manejo de la enfermedad…); también nos encontramos con que asociaban los tratamientos sanitarios y sociales con momentos de crisis o ingresos hospitalarios, lo que provocaba una fuerte resistencia a nuestra intervención. Además, tuvimos y tenemos que enfrentarnos al hándicap de la idea generalizada de que la atención a domicilio está orientada a la ayuda en tareas domésticas.

Con respecto a los familiares, cuando los hay, en general padecen una situación de estrés y desesperanza que precisa de apoyo para enfrentarla ; necesitan también disponer de un tiempo de respiro.

Cuando no existe familia, lo más habitual es que la persona esté tutelada por la Fundación Galega para la Tutela de adultos (Funga), con la que colaboramos sirviendo de enlace entre estas personas y los profesionales que tienen asignado el seguimiento de sus tutelas y que están desbordados por el elevado número de tutelados y la escasez de profesionales para atenderlos.

Para tratar de abordar las carencias expuestas desarrollamos, entre otras, las siguientes actividades:

– Trabajar la orientación temporal, conciencia de la realidad y conocimiento de la actualidad.

– Estimular percepción, atención y concentración, memoria (verbal y visual) para prevenir el deterioro.

– Proporcionar formación, orientación y apoyo a los familiares.

– Adquirir hábitos sociales para favorecer la integración social.

– Fomentar la creación de un espacio personal respetando al resto de la unidad familiar.

– Promover la práctica de hábitos y estilos de vida saludable. 

– Implantar el hábito de uso del pastillero semanal y conseguir adherencia al tratamiento farmacológico.

– Conocer los recursos socio-sanitarios y comunitarios de su zona y hacer un uso adecuado del tiempo libre.

– Implantar el hábito de uso de las nuevas tecnologías.

Es importante destacar que trabajamos en colaboración con la Unidad de Trastorno Mental Severo y Continuidad de Cuidados del Sergas en Lugo y que, la buena evolución de nuestros/as usuarios/as y la valoración que hacen de nuestro trabajo nos anima a continuar con el programa y a buscarlos recursos económicos que nos permitan incrementar el número de personas beneficiarias.

Cristina Rivero Fernández. Técnico en Atención Socio-Sanitaria

Leticia Varela García. Trabajadora Social

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.